FIXME Esta página no está completamente traducida, aún. Por favor, contribuye a su traducción.
(Elimina este párrafo una vez la traducción esté completa)

>>Página principal del Cloud

Gestión de discos

Introducción

Las máquinas virtuales en Cloudstack tienen dos tipos de discos:

  1. root disk: es el primer disco con el que se crea la máquina, alberga el sistema y solo hay uno. Las templates solo tienen “root disk”.
  2. data disk: discos que proporcionan almacenamiento adicional. Pueden añadirse y quitarse libremente e incluso intercambiarse entre máquinas.

Todos los discos usados por Cloudstack tienen formato qcow2.

Las templates ofrecidas por defecto tienen discos “root” pequeños por razones de economía de espacio en el almacenamiento compartido. Si es necesario instalar aplicaciones que ocupen mucho o trabajar con muchos datos es mejor añadir discos adicionales.

Cuando se crea un disco en Cloudstack se hace de modo genérico, es decir que el disco existe sin estar asociado a ninguna máquina en concreto. Posteriormente puede conectarse el disco a una VM determinada o realizar otras acciones con el mismo.

Crear un nuevo volumen

  1. Seleccionar “Storage” en la columna izquierda.
  2. En “Select view” seleccionar “Volumes” (debería estar seleccionado por defecto).
  3. Hacer click en “Add Volume”.
  4. Rellenar las opciones y pulsar “Ok”. El nuevo disco aparece en la lista de volúmenes con estado “Allocated”.

Las opciones son las siguientes:

  • Name: Un nombre único que te permita identificar el volumen.
  • Availability Zone: Opción única, no tocar.
  • Disk offering: Elegir el tamaño del disco de entre los disponibles.

Añadir un volumen a una VM

Hay un límite de 6 discos de datos por máquina.

  1. Seleccionar “Storage” en la columna izquierda.
  2. En “Select view” seleccionar “Volumes” (debería estar seleccionado por defecto).
  3. Seleccionar el volumen en la lista.
  4. Hacer click en “Attach Disk”.
  5. En el popup de selección de instancia elegir la VM a la que se le quiere añadir el volumen.

Al acabar puede verse el volumen asociado a la máquina virtual haciendo click en “Instances”, luego en el nombre de la instancia y finalmente en “View Volumes”. Una vez asociado el disco será detectado automáticamente por el Sistema Operativo de la máquina y habrá que utilizar sus herramientas para particionarlo, formatearlo y montarlo.